Fotografías que cuentan historias

(Publicado el 25 de febrero de 2014 como colaboración en el Blog de Sales de Plata)

Suelo visitar algunos foros de fotografía, tanto digital como analógica, y siempre me ha llamado la atención cierto tipo de comentarios sobre las historias que cuentan las fotos. A veces sí se ven imágenes que cuentan algo pero sinceramente creo que pocas.

En tales foros, salvo excepciones, la crítica brilla por su ausencia. Mucha gente se apresura a exponer su trabajo pero sin disposición a aceptar una mala opinión aunque esté sólidamente argumentada.  El colegueo y lo “políticamente correcto” es la tónica dominante.

La accesibilidad de la fotografía desde la irrupción de “lo digital” ha supuesto que las cámaras estén al alcance de todo el mundo,  cualquiera puede sacar ahora ese artista dormido que siempre ha llevado dentro pero que no se ha manifestado hasta la llegada a sus manos del instrumento adecuado en forma de mega píxeles. Y yo me hago la siguiente pregunta: si todo el que tiene un lápiz en su mano NO se considera un escritor, aunque sepa escribir, ¿por qué todo el que tiene una cámara SÍ se considera fotógrafo?

Pero bueno, no trataba yo de meterme con los foros porque a pesar de lo dicho creo que cumplen una misión y se aprende mucho en ellos. Tan sólo haría falta un poco más de autocrítica antes de exponer una foto a la opinión de los demás y un poco más de sentido crítico por parte de quienes las comentan.

A lo que yo iba es a lo dicho en el primer párrafo. Los comentarios sobre si una foto cuenta o no una historia. Hay fotografías que, en efecto, la cuentan, sugieren algo más a quien la ve que lo que se ve. Quien la contempla puede imaginar cosas que el autor sugiere, incluso cosas diferentes para distintos observadores, es decir, cada uno interpreta según su punto de vista, su cultura y sus conocimientos, pero todas esas interpretaciones son igualmente válidas. Pero claro, hacer una fotografía así no está al alcance de cualquier recién llegado. Tampoco es que sea territorio exclusivo de los consagrados. Entre tantos “fotográfos” no se puede negar que ha de haber un porcentaje de gente válida, buena, capaz de hacer  una fotografía que llene y que cuente o diga algo. Pocas así se ven, pero bueno, tampoco las he visto todas.

Es difícil definir una fotografía que cuente una historia, posiblemente no hay una definición. Creo que eso más bien se ve. Uno sabe que está ante una obra así sin necesidad de que nadie se la explique. Os dejo algunas de las que creo que cumplen esta premisa, a mí personalmente me cuentan algo.

Por supuesto no están sacadas de ningún foro y llevan el nombre de su autor y la fecha en aquellas en que he podido conocerlo.

1940, Berrien County. EEUU familias emigrantes en campos de recogida de cerezas

1940, Berrien County. EEUU familias emigrantes en campos de recogida de cerezas

Anónimo, 1940-1943. Gueto de Varsovia

Anónimo, 1940-1943. Gueto de Varsovia

Wayne F. Miller, 1944. Nápoles

Wayne F. Miller, 1944. Nápoles

1950, Sabine Weiss. París

1950, Sabine Weiss. París

1971, Leonard Freed. Londres

1971, Leonard Freed. Londres

Sobre la siguiente no tengo fecha ni autor, pero no podía dejar de ponerla porque define perfectamente lo que yo entiendo por fotografía que cuenta una historia de…

Homeless

Homeless

 

 

Advertisements

About anfluque

ElVeterinarioBibliotecarioAfotador
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

One Response to Fotografías que cuentan historias

  1. This iѕ mу first time pay a quick vvisit ɑt here and i am actually happy to read everthing att single ƿlace.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s