Luis Marden: el color llega a National Geographic

Como Colaborador en el blog Sales de Plata hace unos días me propusieron escribir un artículo sobre algún fotógrafo de National Geographic dentro de la campaña de colaboración entre el blog y la revista. Los artículos se publican en el blog con un baner de la revista sobre una oferta de suscripción y por cada una que logren la revista da una da cierto dinero al blog. Mi artículo lo he dedicado a uno de los grandes fotógrafos que formaron parte de la plantilla de National Geographic, helo aquí:

Si uno es fotógrafo y realizador cinematográfico tiene muchas posibilidades de trabajar para una importante publicación  en la que mostrar sus fotos o sus reportajes, pero si además es escritor y lingüista, se le da bien la navegación y el buceo y es experto explorador entonces la posibilidad de trabajar en National Geographic es muy elevada. Y estos son los méritos que Luis Marden (1913-2003) pudo alegar para conseguirlo.

Luis Marden

Así le describe la entrada correspondiente de la Enciclopedia Británica:

Luis Marden (Annibale Luigi Paragallo),   (1913, Chelsea, Mass.— died March 3, 2003, Arlington, Va.), American photographer, writer, and explorer who , discovered the wreck of the HMSBounty, retraced the voyages of Christopher Columbus, and revolutionized underwater colour photography. Marden was hired as a photographer for National Geographic in 1934 and almost immediately introduced the use of 35-mm Kodachrome film to the magazine. He spent the 1940s on assignments in Central and South America. In the mid-1950s he worked with Jacques Cousteau aboard theCalypso and devised many novel photography techniques. Marden’s best-known adventure was his discovery of the remains of the Bounty off Pitcairn Island in the South Pacific in January 1957. He also discovered a new species of orchid and a new species of sea flea, both of which were named for him. He retired in 1976, after which he and his wife, a mathematician, retraced and recalculated the first voyage of Columbus to the New World, concluding that Columbus landed at Samana Cay rather than, as had been generally accepted, at Watling Island. Marden contributed the last of his more than 60 articles to National Geographic in 1998.

“Luis Marden.” Britannica Book of the Year, 2004. Encyclopaedia Britannica Online Academic Edition. Encyclopædia Britannica Inc., 2014. Web. 10 Oct. 2014. http://www.britannica.com/EBchecked/topic/914939/Luis-Marden

 

Como puede leerse entró a formar parte de National Geographic en 1934 y rápidamente, en 1935, introdujo el uso de la película para diapositivas en color Kodachrome de 35 mm que la compañía Eastman Kodak acababa de sacar al mercado ese mismo año.

A mediados de los 50 acompañó al oceanógrafo Jacques-Yves Cousteau  (1910-1997) a bordo del buque Calypso fotografiando la flora y fauna marinas e inventando al mismo tiempo multitud de técnicas fotográficas que mejoraban y daban calidad a sus reportajes.

Jacques Cousteau and Luis Marden en el Calypso, 1956

Jacques Cousteau and Luis Marden en el Calypso, 1956

 

Pero vayamos a sus comienzos, cuando era un joven estudiante, descendiente de italianos, en la Quincy Senior High School de Quincy, Massachusetts, que se interesó por la fotografía gracias a las explicaciones de su profesor de química. A tal punto llegó su afición que con tan solo 19 años, en 1932, escribió un libro que puede considerarse el primero que trata de la fotografía a color en 35 mm: Color Photography with the Miniature Camera, refiriéndose con Miniature Camera, cabe suponer, a las Leica que se empezaron a fabricar en Alemania allá por 1924 pero que en 1932 vendía un promedio anual de 30.000 cámaras muchas de las cuales llegarían a Estados Unidos hasta que sacaron su primera marca que realmente popularizó la fotografía de 35mm en aquel país, me refiero claro está a la Argus A de 1936.

Marden y su Leica

Marden y su Leica

Tras pasar por alguna emisora de radio local y algunos trabajos como fotógrafo en el periódico de Boston fue contratado por National Geographic en 1934 gracias a su experiencia en la fotografía a color. Inmediatamente trató de convencer a los editores de la revista de las bondades de su pequeña Leica cargada con la nueva película Kodachrome de 35mm frente a las placas de cristal de las grandes cámaras sobre enormes trípodes que usaban los fotógrafos en aquel momento.

Cousteau fotografiado por Marden

Cousteau fotografiado por Marden

Perteneció a la plantilla de la revista hasta 1976 aunque prosiguió sus colaboraciones con posterioridad debido a que su espíritu aventurero no le permitía descansar de sus viajes y aventuras. Con su mujer, Ethel, de formación matemática, diseñó y realizó en 1986 uno de los viajes de Colón proponiendo una ruta ligeramente diferente de la oficialmente admitida ya que él defendía que la llegada al Nuevo Mundo se produjo mucho más al sur de lo que se piensa. Pero no sólo eso, Marden, fue desde muy joven un gran amante de las lenguas extrajeras llegando a aprender por sí mismo hasta cinco, entre ellos el español, y a estudiar una multitud incluido el alfabeto jeroglífico egipcio. Su conocimiento del español le convirtió en el fotógrafo adecuado para recorrer los países de América latina, tanto del centro como del sur, el Caribe y la misma España dónde documentó la vida de la época y los tópicos típicos como el flamenco y los toros.

Toros en Sevilla fotografiados por Marden

Toros en Sevilla fotografiados por Marden

Sus viajes, su curiosidad y su sólida formación autodidacta le llevaron incluso a descubrir una nueva especie de orquídea y un nuevo crustáceo que vive en los fondos marinos. En su honor ambos se conocen en su terminología científica como Epistephium mardenii  y Dolobrotus mardenii respectivamente. Pero además, en 1957 convenció a los editores y buceó insistentemente junto a la isla de Pitcairn, al oeste del archipiélago de Tahití hasta dar con los restos de la famosa  HMAVBounty  (His Majesty’s Armed Vessel Bounty) o La Bounty a secas,un velero de la armada británica en el que en 1789 se produjo un motín que terminó con su hundimiento provocado por los sublevados para borrar su rastro y evitar que les encontraran y alejaran del paraíso con el que se habían topado en Tahití (bien recreado en el cine a través de varias películas, entre las que se encuentra la que en España se tituló Rebelión a bordo protagonizada por Marlon Brando al que el propio Marden asesoró en su interpretación del papel de Fletcher Christian, cabecilla de los amotinados).

Y no acaba aquí la cosa. Este hombre era un pozo sin fondo de sabiduría, sus actividades abarcaban materias que ahora nos sorprenden por su rareza y por lo poco frecuente que son, o al menos a mi me lo parecen porque ¿conocéis a muchos expertos en explotación del bambú? Pues Marden lo era. Su afición (otra más) a la pesca con mosca le llevó a interesarse por el bambú y a su uso en  la fabricación de cañas de pesca. Se desplazó nada menos que a China, concretamente a la provincia de Kwangtung, en 1974 y allí fue el primer representante de National Geographic desde el fin de la Guerra Civil China que supuso la llegada de la República Popular China en 1950. Aquí se dedicó a estudiar y fotografiar el cultivo y el procesado del bambú sobre el que terminó escribiendo dos obras, una titulada “Bamboo. La hierba gigante” que publicó en 1980 y otra, “The Angler’s Bamboo” en 1997 a sus 84 años, además de fabricarse su propias cañas de pesca.

The Angler's Bamboo

Tan peculiar personaje no podía conformarse con vivir en un lugar y en una casa “normales” así que en 1940 contactó con uno de los arquitectos emblemáticos de todo el siglo XX, el estadounidense Frank Lloyd Wright (1867-1959) con la intención de encargarle el diseño de una vivienda. Wright aceptó pero con la condición de que encontraran antes un lugar que fuera de su gusto de acuerdo con sus propias ideas arquitectónicas. Casualmente, en 1944,  Marden y su esposa Ethel localizaron una colina junto al rio Potomac, en Virginia, apresurándose a comprar el terreno. En 1952 Wright les mostró los primeros dibujos con su diseño y tras bastantes modificaciones, discrepancias y desencuentros recibieron su casa firmada por el gran arquitecto en 1959, un mes después del fallecimiento de éste, a la que pusieron por nombre Fontinalis, nombre latino que viene a significar algo así como “los que viven en los manantiales” en alusión a la especie de trucha más común en EEUU: Salvelinus fontinalis, pero también en alusión al amor de Marden por el agua y la naturaleza. Allí vivió la pareja hasta que en 1998 hubieron de trasladarse a una casa de reposo en la que permanecieron hasta el fallecimiento en 2003 de Luis Marden.

Fontinalis

Fontinalis

 

Advertisements

About anfluque

ElVeterinarioBibliotecarioAfotador
This entry was posted in Luis Marden, Sales de Plata and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s